Grandes maestros del sufismo

Hasan al-Basri: (649-728) Es el personaje más importante del período intermedio en la historia del sufismo. Nació en Medina y vivió en Basra (Bassorah). Fundo la primera escuela <sufí> y preconizaba su fidelidad a los profetas, de Moisés a Jesús y Mahoma. Basri, reconocido por casi todas las cofradías como su ancestro espiritual, introdujo el principio sufí de pureza de corazón. Se le adeuda la esencia del sufismo, que puede ser ilustrada con esta famosa expresión: “Quien conoce a Dios Lo ama, y quien conoce el mundo renuncia a él”.

Junayd: La figura más ilustre de la escuela de Bagdad y de todo el siglo IX fue, indiscutiblemente, Junayd, considerado “el señor del grupo”, el mayor sheik de los maestros sufíes. Se puede decir que él es el verdadero padre de la doctrina de la unidad y de la extinción en Dios o fana. Decía a este respecto que “el sufismo consiste en el hecho de que Dios hace morir al hombre en su yo para que viva en Él”. Sus dos maestros, que inspiraron en forma importante a Junayd, fueron Saqati y al-Mushasibi.

Abul Qasim al-Qushairi: (muerto en el año 1072) Su obra, la Risala, se considera la más clásica formulación del pensamiento místico.

Al-Gazzali: Considerado el mayor teólogo sufí de todos los tiempos y cuya obra cumbre es el Ihyia ulum al-din. Es con estas, y algunas otras obras, que el sufismo renacía como un modelo sobrio y surgía como el corazón del Islam.

Ibn Arabi: Considerado como el mayor genio místico de la historia del Islam, nació en Murcia, en el año 1165. Estudio en Sevilla jurisprudencia y de allá se trasladó a Túnez, en 1194, en donde fue iniciado en el sufismo. Ocho años más tarde, emprende un viaje al Oriente. Luego de estancias de variada duración en distintos lugares -La Meca, El Cairo, Bagdad, Alep, Konya, todo Irak, Anatolia y Asia Menor- se estableció en Damasco, en donde murió en el año 1240. Las dos obras más importantes que han llegado hasta nosotros son Revelaciones mecas, así llamadas porque, encontrándose en La Meca, “el ángel de la revelación” le ordenó comenzar su redacción, y la Sabiduría de los profetas, que comprende 27 capítulos, uno por cada profeta, y expone su doctrina de la unidad del ser.

https://universidaddemisticosofia.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s