Literatura sagrada del zen

El Zen no tiene un canon propiamente dicho. Más bien, las características del Zen pueden resumirse en cuatro breves rasgos:

1. Kyo-gé bet-sudén (tradición particular fuera de la doctrina oficial): Es así como se designa la transmisión del Buddha-dharma <de corazón a corazón> característica de la tradición Zen, que no ha de confundirse con la transmisión de la doctrina búdica a través de las Escrituras canónicas. <De corazón a corazón> es la expresión con la que el Zen designa la genuina transmisión del Dharma búdico de un maestro a su discípulo y sucesor, dentro de la línea tradicional del Zen.

2. Furyu monjí (no estancarse en los textos): La no dependencia respecto de las Escrituras en la práctica del Zen.

3. Jiki-shí nin-shín (remisión inmediata (o directa) al corazón del hombre): Designación del modo característico en que el Zen expone el Dharma búdico, sin referencia al pensamiento conceptual ni a ninguno de los procedimientos motivados en una experiencia dualista del mundo.

4. Kensho-jobutsú (ver la esencia, ser un Buddha): Esta es la formulación concisa de la meta del Zen, el cual, con la ayuda de la meditación zazén y del koan ha de conducir al practicante a la experiencia del Despertar (Iluminación) y finalmente, por indefinida profundización de esta experiencia, al estado de Iluminación perfecta propia de un Buddha.

https://universidaddemisticosofia.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s